El Proceso Creativo ¿Son lineales las etapas que lo conforman?

Actualizado: ago 17

"La creatividad requiere el valor de desprenderse de las certezas". Erick Fromm


Reforzaría lo que dice mi amigo Fromm, “La creatividad demanda valentía…AFRÓNTALA


El proceso creativo se desarrolla en diferentes etapas, que no son exactamente lineales, varían según cada autor, pero en general coinciden en cinco fases básicas que menciono a continuación y que luego trataremos:

Estimular nuestra creatividad, requiere de sutileza, valor, picardía, imaginación, humor, innovación, ya que la información previa preparación y elaboración progresiva, es necesaria, según la hipótesis de muchos investigadores (Amabile, 1996; Csikzentmihalyi, 1998; González, 1994; Mac Kinnon, 1978; Romo, 1997; Saturnino de la Torre, 2003; Sternberg, 1997). Sobre el momento de “iluminación” que en algún momento hace “clic”, “eureka”, el cual requiere de un momento anticipado que no todos están dispuestos a interiorizar. Wallas (1926), identificó cuatro etapas del proceso creativo a través del análisis de recursos anecdóticos como autobiografía, biografías, entrevistas, entre otros (Dabdoud, 2011). Las etapas identificadas por Graham Wallas, y hasta ahora las más conocidas, son: preparación, incubación, iluminación y verificación, aunque otros autores agregan una quinta etapa, la elaboración.


El primer momento, la preparación, es el estado en el que la persona se sumerge en el problema enfrentado por una necesidad de encontrar información relevante o ideas hasta agotar el “stock” para ese desafío. Stein (1974), considera que esta etapa requiere trabajo voluntario y consiente. Para Goleman, Kaufman y Ray (2016), la idea consiste en reunir una amplia gama de datos, de modo que elementos insólitos e improbables puedan comenzar a encajar una con otra cosa. También afirman, que en esta etapa es de crucial importancia ser receptivo, poder escuchar ampliamente y bien. Cabe destacar que, este primer momento requiere de voluntad porque existe una barrera de autobloqueo o autocensura y frustración, esa voz interior que impele la creatividad la que muchas veces te susurra: “Van a pensar que enloquecí”, “lo que haré no va a funcionar”, “quizás no pueda lograrlo”, “tal vez no valga la pena”. Es justo en ese momento cuando debemos tener la capacidad para superar los bloqueos iniciales con el poder de nuestra motivación, ese fuego que no nos permitirá quedarnos en ese lugar y nos hará pasar a la segunda fase, la incubación.


La incubación, es la etapa más relajada y pasiva, requiere de mucha paciencia, pues en ésta la mente comprueba, busca relaciones y asociaciones, el trabajo es inconsciente, esa frase tan mencionada “lo voy a consultar con la almohada”, momento especial en el que los sueños hacen de las suyas y revelan ciertas estrellitas vibrantes donde fluirán las ideas iniciales matrices aún sin solución clara. En esta fase podemos, conscientemente, recurrir a estrategias como la relajación, meditación, asociación libre, visualización creativa. No olvides que esta es la etapa triunfante del inconsciente, de la digestión de las ideas. Matussek (1992), resalta la incubación como la parte central del proceso creativo, pues es la menos influenciada o contaminada por intervenciones del consciente, lo que permite que las personas encuentren nuevas conexiones, es importante no subestimar el poder que tiene el inconsciente que es mucho más fructíferos en iluminaciones creativas que el consciente. Así pasamos a la tercera etapa, la iluminación.


La etapa más deseada por todos “clic”, “eureka”, “bam”, “ooh”. Gracias a la iluminación la persona experimenta la tan ansiada luz, satisfacción, gozo por haber encontrado la solución al problema o camino claro de una idea novedosa, una visión súbita. El punto de partida hacia la realización. María Ramos (2005), investigadora venezolana del proceso creativo en la enseñanza y el aprendizaje, afirmó que no puede considerarse este acto como fortuito o aislado, al contrario, es el fruto que manifiesta el trabajo previo de la actividad inconsciente. Sin embargo, aunque se considere todo un hallazgo todavía requiere de otro paso para que el proceso se considere un acto creativo. Todos aman ésta fase porque es la llegada de la idea pero yo valoro mucho más la fase de incubación que es previa y donde tenemos que escuchar a nuestro "Yo Interior" el inconsciente es el gran responsable de esta fase. El próximo momento ha sido llamado verificación.


La verificación o evaluación de la idea, requiere de la definición de acciones y criterios para dar respuesta al problema o desafío confrontando la idea con realidad o la sociedad, verificando si resuelve la necesidad de un problema, o si la idea se vuelve útil para ti y para los demás. Es un momento de confrontación emocional, en este momento se decide si la idea se lleva a cabo o no. Esta etapa, comprende el análisis y evaluación de la idea con el fin de perfeccionarla y determinar si ésta constituye la solución más idónea para resolver nuestro problema. En esta instancia, también aparecen las críticas y auto-criticas, revisamos y volvemos a revisar la idea. De esta manera se puede ir verificando y evaluando los logros, la persona traduce su iluminación a la realidad convirtiéndola en algo con valor y certero de algún modo.


Algunos autores o investigaciones exponen una quinta etapa del proceso creativo, la elaboración. Quizás esta sea la etapa más larga y es confrontada con la conocida frase “salir de la zona de confort”, poner mano dura al esfuerzo, trabajo, mostrar y convencer a los demás del valor de la idea, proyecto o desafío. Es posible no darse cuenta de cada fase del proceso, literalmente, no es lineal, algunas veces se superponen en importante hacer consciente el proceso creativo para encontrar la mejor manera de sintetizar las ideas.


Es importante destacar que comprender las etapas del proceso creador representan una oportunidad para la persona que facilita el conocimiento, destacando que el proceso se desarrolla mediante una fase lógica, una intuitiva y una crítica, siempre que sea necesario entender la creatividad y su impacto en el desarrollo cognitivo en otras personas.


Finalmente, en el mundo del marketing, emprendedurismo y empresas, en cuanto a la concepción de producto se refiere, también incluye la valoración de si dicha idea incorpora valor percibido para el público objetivo y si va a ser apreciada por este, una técnica muy preciada por todos en ese ámbito es el Design Thinking que parte de la base del proceso creativo y su desarrollo. Hablaremos de esta técnica en otro artículo.


Es un placer para mí entregarte este contenido ¡Hablemos!


Wil.


#procesocreativo #pensamientocreativo #negocioscreativos

Wilmar Muñoz | Asesora de negocios | Marketing creativo. Copyright © Todos los derechos reservados, 2017 - 2020. Creado con Wix.com.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now